PASTOS MARINOS

Generalidades

PASTOS MARINOS

img_0018

Las praderas de pastos marinos son el único grupo de las angiospermas que ha evolucionado de tierra firme al mar y como tales poseen hojas, tallos, raíces y forman flores, frutos y semillas. Forman parte de las comunidades vegetales del mar (Dawes, 1986), son organismos autótrofos que han desarrollado diversas estrategias para aprovechar las ventajas de los ambientes donde se establecen, creando equilibrio con los organismos asociados (Sánchez et al., 2007). La distribución espacial y el crecimiento de los pastos marinos, es función de las condiciones ambientales de luz, temperatura, salinidad, sustrato y disponibilidad de nutrientes (Dawes, 1986; Díaz et al., 2003).

En el Gran Caribe existen nueve especies, de las cuales cinco se encuentran representadas en el Caribe colombiano (Thalassia testudinum, Syringodium filiforme, Halodule wrightii, Halophila baillonis y Halophila decipiens), constituyendo uno de los ecosistemas más característicos e importantes de las zonas costeras, considerado como uno de los seis ecosistemas marino-costeros estratégicos, junto con los arrecifes de coral, los manglares, los litorales rocosos y los fondos sedimentarios (playas y ambientes de fondos blandos) y estuarios (Díaz-Pulido, 1997; Invemar, 2011).

En el Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo (PNNCRSB), este ecosistema tiene una extensión total de 3.278 hectáreas, representado en las islas del Rosario y San Bernardo en un 32 % y 68 % de cobertura del parque, respectivamente (Gómez, 2011). En las Figuras 1-38 y 39, se observa la distribución de los pastos marinos en los archipiélagos de Nuestra Señora del Rosario y de San Bernardo en el año 2013. En Isla Grande se encuentran praderas dispersas, aunque menos abundantes en el sector norte caracterizado por aguas de procedencia oceánica y turbulentas durante la mayor parte del año. Hacia el costado sur las aguas son más calmas y con una mayor incidencia de aportes continentales que concentran las mayores extensiones de praderas en el archipiélago. Por su parte en Isla Rosario e Isla Arena este ecosistema se halla de manera continua rodeando las islas y con un mejor grado de desarrollo ocupando buena parte de los bajos someros. El resto de los fondos vegetados consiste en pequeños rodales y parches de Thalassia dispersos entre la barrera coralina y la costa de Isla Grande, así como a sotavento de la mayoría de islas de este sector (Cardique-UJTL, 2010). Indudablemente en la zona del archipiélago de San Bernardo el estado de este ecosistema se ha favorecido encontrando grandes extensiones de praderas que pueden crecer e interconectar islas como es el caso del complejo Mangle-Panda-Ceycén y Tintipán-Islote-Múcura y Maravilla.

Figura 1-38. Distribución de las praderas de pastos marinos en el archipiélago de Nuestra Señora del Rosario.

Figura 1-39. Distribución de las praderas de pastos marinos en el archipiélago de San Bernardo.

De acuerdo con Díaz et al. (2003), las praderas de las islas del Rosario, al ser comparadas con otras áreas del Caribe son de extensión pequeña y se desarrollan especialmente sobre arenas bioclásticas. El pasto dominante es Thalassia habitando arenas bioclásticas de tipo medio a grueso (Gomez-Lopez, 2011), pero en las praderas de mayor extensión están también presentes Syringodium y Halodule. A pesar de las aparentemente excelentes condiciones para el desarrollo de los pastos, estos rara vez se extienden por debajo de cinco metros de profundidad, donde generalmente dan paso a llanuras de sedimentos vegetadas por algas verdes calcáreas (géneros Halimeda, Penicillus y Rhipocephalus) y pardas (Dictyota) o a fondos tapizados con escombros coralinos (Díaz et al., 2003).

Dado que los pastos marinos, los arrecifes de coral y las llanuras de arena se combinan en esta área formando mosaicos, la fauna de las praderas es diversa. durante los muestreos realizados en mayo de 2001 se registró la presencia de 90 especies de macrofauna epibentónica, destacándose los moluscos (20 especies) y las esponjas (17 especies). Los corales Manicina areolata y Siderastrea radians y la estrella de mar Oreaster reticulatus son elementos característicos de la comunidad en esta área (Díaz et al., 2003).

En el área del archipiélago de San Bernardo, donde las condiciones para el desarrollo de los pastos son aparentemente óptimas, existen aproximadamente 2.443 hectáreas de praderas. Las mayores extensiones se concentran alrededor de algunas de sus islas y en la parte superior de amplios bajos. Thalassia y Syringodium, entremezcladas o separadamente, forman praderas por lo general muy densas y amplias, que se extienden ocasionalmente hasta más allá de los 10 m de profundidad sobre fondos de arena predominantemente biogénica (Díaz et al., 2003). Este mejor desarrollo también fue concluido por Castillo (2002) quien presentó los valores promedio de algunos atributos estructurales de las praderas de T. testudinum por áreas geográficas que incluyen los archipiélagos de Nuestra Señora del Rosario y de San Bernardo (Tabla 1-18). Según estas características, las áreas denominadas Cartagena e Islas de San Bernardo presentaron una mayor densidad, biomasas rizoidales y foliares, al igual que hojas largas.

Tabla 1-18. Principales características de las praderas de pastos marinos en diferentes áreas geográficas.

1_001

Fuente: Castillo, 2002.

Más recientemente se ha observado cómo en las islas de San Bernardo, que siguen dominadas por T. testudinum, la especie Syringodium filiforme forma amplias praderas de forma mixta con T. testudinum, Halophila decipiens y Halodule wrightii. La cobertura general de los pastos en este sector del PNN fue mayor a la de las islas del Rosario (55 %), adicionalmente se encontraron frecuentemente pastoreadas, epifitadas y con algas asociadas (Gomez-Lopez, 2011).

Fauna asociada

Con relación a la fauna asociada, las praderas de pastos, en general en el Caribe colombiano están dominadas por moluscos, crustáceos y peces. Rodríguez (1996) evaluó atributos estructurales (composición, densidad, diversidad) de los peces bentónicos asociados praderas someras (1 m) de T. testudinium en las islas del Rosario encontrando dos asociaciones: Isla Grande con dominancia de Malacoctenus macropus y Halichoeres bivittatus y la asociación Isla del Rosario con Sparisoma radians y H. bivittatus. Para el caso del archipiélago de Nuestra Señora del Rosario se ha reportado la presencia de 90 especies de macrofauna epibentónica, destacándose los moluscos (20 especies) y las esponjas (17 especies). Son característicos de esta comunidad los corales Manicina areolata y Siderastrea radians y la estrella de mar Oreaster. Mientras que para el archipiélago de San Bernardo se registró una alta cobertura de algas epífitas y signos de pastoreo intensivo. Las macroalgas más representativas de la comunidad pertenecen a los géneros Penicillus y Halimeda, y entre la fauna asociada se destaca la abundancia de estrellas de mar (Oreaster reticulatus, pepinos de mar (Isostichopus badionotus), corales (Porites porites y Siderastrea radians) y peces. (Invemar-UAESPNN-Cardique-EPA Cartagena, 2003).

Castillo (2002) reportó el mayor porcentaje de epifitismo sobre T.testudinum para áreas de Cartagena, comportamiento que comparte con el sector de La Guajira, en comparación con otras áreas del Caribe como en el Parque Nacional Natural Tayrona, el golfo de Morrosquillo y las islas de San Andrés y Providencia. Integrando el conjunto de epífitos fueron comunes las algas rojas costrosas, poliquetos de la familia Serpulidae, gasterópodos como Smaragdia viridis y Crepidula convexa, quitones, hidroideos y tunicados como Clavelina, Didemnum y Botrylloides. El crecimiento de otras especies de algas rojas como Jania adhaerens y Amphiroa fragilisima cubrió parte de los vástagos.

Ver más información en “FAUNA ASOCIADA”

Identificación y evaluación de las presiones sobre los servicios ecosistémicos de los pastos marinos

Las principales presiones que presentan los pastos marinos dentro de los archipiélagos de Nuestra Señora del Rosario y de San Bernardo de acuerdo con Gómez-López (2011); Martínez-Viloria et al. (2011) & Mendoza et al. (2011) son:

– Aumento gradual de la Temperatura Superficial del Mar (TSM) aumentando el estrés fisiológico lo que tiene como impacto la pérdida de cobertura.
– Los aportes continentales (cambios drásticos en: sedimentación, salinidad y transparencia) generando mayor epifitismo que a su vez produce una pérdida de cobertura (por disminución de área para la fotosíntesis).
– Anclaje de embarcaciones (daño físico) provoca remoción de vástagos por daño físico y una pérdida de cobertura.
– La sobrepesca (extracción de recursos pesqueros para alimento y para comercialización como recordatorios, “souvenirs”). Las poblaciones de tortuga verde, Chelonia mydas, y el caracol pala, Strombus gigas (habitante conspicuo en el PNNCRSB), han sido diezmadas en casi todo el Caribe hasta el punto de que ambas figuran en las listas de especies amenazadas de extinción y su comercio ha tenido que ser restringido y regulado por normas internacionales (CITES, 2002). Las langostas y varias especies de peces también son objeto de explotación intensa en los sustratos rocosos en áreas con pastos marinos. De acuerdo con Gómez-Lopez (2011), el uso extractivo no necesariamente se refleja en una reducción de la extensión de los fondos vegetados por pastos pero sí produce cambios en la biomasa de especies de importancia comercial teniendo como impacto la disminución de recursos pesqueros.y la alteración de la red trófica del ecosistema.
– La pesca (daño físico causado por redes, “boliche” y dinamita) que provoca la remoción de vástagos por daño físico y la disminución de fauna y flora asociada al ecosistema teniendo como consecuencia la pérdida de cobertura y cambios en la estructura de las comunidades de fauna y flora asociada.
– Vertimiento de aguas residuales lo que genera mayor epifitismo y finalmente deriva en pérdida de cobertura (por disminución de área para la fotosíntesis).
– El vertimiento de residuos sólidos tiene como efecto la presencia de residuos sólidos en el ecosistema y como impacto genera una alteración de la estética del paisaje.

Cambios históricos y estado actual del ecosistema

En general, es de anotar que en estas áreas se han observado cambios en las praderas de fanerógamas causados principalmente por alto impacto humano mecánico, ya sea del tipo directo sobre ellas (remoción, dragado, construcciones y actividades náuticas), lo que influye especialmente en la apertura de espacio para la competencia con las macroalgas, o indirectamente sobre su fauna asociada por pesca de arrastre o al verter material contaminado en afluentes cercanos (aumento de la sedimentación y turbidez), lo que provoca un aumento en el epifitismo sobre la parte fotosintética de los pastos (Gómez-López, 2011).

Es probable que las presiones que han afectado las praderas de pastos en la bahía de Cartagena, como las ampliaciones y rectificaciones del canal del Dique, la construcción y emplazamiento del complejo industrial de Mamonal y la estructuración poco organizada de la ciudad histórica (Gómez-López, 2011), afecten de manera directa o indirecta a las praderas de pastos marinos del archipiélago de Nuestra Señora del Rosario, sin embargo resalta que la falta de información, no permite confirmar cambios históricos como consecuencia de estas presiones y otros factores “naturales”.

Ante la necesidad de hacer un seguimiento de este ecosistema y poder detectar cambios en el tiempo en su cobertura y estructura, en el año 2009 Parques Nacionales Naturales de Colombia implementó el protocolo propuesto por SEGRASSNET en Isla Rosario (Nuestra Señora del Rosario) e Isla Mangle (San Bernardo).

A nivel nacional, como medida de conservación de este ecosistema se destaca la formulación de la Ley 1450 de 2011 (capitulo 5, artículo 207) que incluyó la protección de este ecosistema en el país, de acuerdo a la descripción de Díaz (2003) (Posada et al., 2012).

Especies

Hierba de tortuga (Thalassia testudinum)

1

Está conformada por un largo rizoma, el cual puede estar enterrado hasta a unos 25 centímetros de profundidad en el sustrato, pero habitualmente se encuentra a unos 5 a 10 cm por debajo de la superficie de la hierba. En algunos puntos del rizoma se producen nodos de donde salen las hojas. Dichas hojas pueden alcanzar los 30 centímetros de largo y 2 cm de ancho y tienen puntas redondeadas. Las flores crecen en tallos cortos en las axilas de las hojas y son de color blanco verdoso, en ocasiones teñidas de rosa, y son seguidas por las vainas de semillas. Este pasto marino habita en praderas de aguas tranquilas con arena gruesa fangosa, grueso y fondos marinos arcillosos, especialmente aquellos con un contenido calcáreo.

A esta hierba la favorece aguas de alta salinidad con baja turbidez, como las lagunas tranquilas. No puede crecer en agua dulce.

Pasto Paleta (Halophila decipiens)

2

Esta fanerógama marina tiene rizomas delgados que se disponen a lo largo cerca de la superficie de arena o barro, con una raíz en cada nodo para anclar la planta en su lugar. Las hojas casi sin tallo crecen en parejas desde los nodos con una balanza en su base. Las hojas tienen forma de paleta y tienen un margen finamente serrado y son hasta de 25 milímetros de largo y 6 milímetros de ancho. Las flores masculinas y femeninas se encuentran en la misma espata y una flor hembra puede producir alrededor de 30 semillas. La floración parece estar estimulada por un aumento en la temperatura del agua.

Pasto de Manatí (Syringodium filiforme):

3

Conocido comúnmente como el pasto de manatí, este un componente importante de las praderas marinas en aguas cálidas, que van desde la Florida atravesando la costa del Golfo de los Estados Unidos hasta el sur a través de las Antillas, llegando hasta el norte de América del Sur (Haynes 2000). Por lo general crece a profundidades que van desde alrededor de uno a tres metros (Duarte et al. 2007). Se encuentra en la zona sublitoral (la zona entre la línea de marea baja y el borde de la plataforma continental) de las aguas marinas con fondos arenosos o fangosos (Haynes 2000) . Su reproducción es dioica y la polinización se produce bajo el agua.

Normatividad y Políticas

Normativa Descripción Enlace
Decreto 1120 de 2013 por el cual se reglamentan las Unidades Ambientales Costeras (UAC)y las comisiones conjuntas, se establecen las reglas de procedimiento y criterios para reglamentar la restricción de ciertas actividades en pastos marinos, y se dictan otras disposiciones Enlace
LEY 165 DE 1994 Por medio de la cual se aprueba el “Convenio sobre la Diversidad Biológica”, hecho en Río de Janeiro el 5 de junio de 1992 Enlace
Decreto 205 de 1996 Por el cual se promulga el “Convenio sobre la Diversidad Biológica”, hecho en Río de Janeiro el 5 de junio de 1992. Enlace
LEY 356 DE 1997 Por medio de la cual se aprueban el “Protocolo relativo a las áreas y flora y fauna silvestres especialmente protegidas del Convenio para la Protección y el Desarrollo del Medio Marino de la Región del Gran Caribe”, hecho en Kingston el 18 de enero de 1990 y los “Anexos al Protocolo relativo a las áreas y flora y fauna silvestres especialmente protegidas del Convenio para la Protección y el Desarrollo del Medio Marino de la Región del Gran Caribe”, adoptados en Kingston el 11 de junio de 1991 Enlace
Resolución 0705 de 2013 Por medio de la cual se establecen unas reservas de recursos naturales de manera temporal como zonas de protección y desarrollo de los recursos naturales renovables o del ambiente y se dictan otras disposiciones Enlace
LEY 1450 de 2012 Por la cual se expide el Plan Nacional de Desarrollo, 2010-2014. Enlace
Resolución 1424 de 1996 Por la cual se ordena la suspensión de construcciones en el área del Parque Nacional Natural Los Corales del Rosario, en las Islas del Rosario, en los demás cayos, islas o islotes ubicados al interior de los límites del Parque y en las islas y bajos coralinos que conforman, el Archipiélago de San Bernardo Enlace
Resolución 1610 de 2005 Por la cual se revoca la Resolución 760 del 5 de agosto de 2002 y se modifica el artículo 3° de la Resolución 1424 de 1996. Enlace
Resolución 0196 de 2006 Por la cual se adopta la guía técnica para la formulación de planes de manejo para humedales en Colombia. Enlace

Bibliografía

  • D’ Armas, H. Yáñez, D. Reyes, D. Salazar, G. 2010.Composición de ácidos grasos de los caracoles marinos (Phyllonotus pomum y Chicoreus brevifrons) (Gastropoda: Muricidae). Rev. Biol. Trop vol. 58n.2 San José.
  • Incoder-UJTL. (2014). Visión integral de los Archipiélagos de Nuestra Señora del Rosario y de San Bernardo. Parte I. En: Ambiente y Desarrollo en el Caribe colombiano. 3 (1), 112 p.
  • James, G. sf. EOL. Encyclopedia of life. [En línea]. eol.org/data_objects/17269789
  • Junco, R. 2015. AQUANOVEL. [En Línea]. quanovel.com/web_antigua/strombus_gigas.htm.
  • Kevin, B., 2013. EOL. Encyclopedia of life. [En línea]. eol.org/data_objects/17269789
  • Kluijver, M. Gijswijt, G R. & I. da Cunda.2015. Marine Species.ETI. BioInformatics. [En línea]. Species.[En línea] species identification.org/species.php?species_group=caribbean_diving_guide&id=435
  • MarineBio.sf. Caribbean Spiny Lobsters,Panulirus argus.”Conservation Society [En línea] marinebio.org/species.asp?id=155>
  • NOAA. 2014. fisheries Office of Protected Resources. [En Línea]. nmfs.noaa.gov/pr/species/invertebrates/queenconch.htm.
  • Randall, J.E., 1996. Caribbean reef fishes. Third Edition – revised and enlarged. T.F.H. Publications, Inc. Ltd., Hong Kong. 3nd ed. 368 p.
  • Rudman, W.B., 2004 . Phyllaplysia engeli Marcus, 1955. Sea Slug Forum.Australian Museum, Sydney [En línea] seaslugforum.net/factsheet/phylenge
  • Shapiro, L., 2012. EOL. Encyclopedia of life. [En línea]. eol.org/data_objects/17269789
  • Sheppard, C. 2015.Colpedia.Your guide to Caribbean corals and sponges. [En línea]. Coralpedia.bio.warwick.ac.uk/sp/about
  • Silva, R., Milligan, H., Lutz, M., Batchelor, A., Jopling, B., Kemp, K., Lewis, S., Lintott, P., Sears, J., Wilson, P., Smith, J. & Livingston, F. UICN. [En Línea].iucnredlist.org/details/summary/155212/0.
  • Smith, M., 2009.Tropical Fish Magazine.Serranus baldwini. [En línea]. tfhmagazine.com/details/fish-of-the-month/serranus-baldwini.htm
  • Van Soest, R. 2015. Amphimedon erina (de Laubenfels, 1936). World Porifera database. [en línea]marinespecies.org/porifera/porifera.php?p=taxdetails&id=166674 on 2015-05-12
  • Victor, B., 2014. EOL. Encyclopedia of life. [En línea] eol.org/data_objects/28562267
  • UICN. 2014. Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. [En línea] iucnredlist.org/details/190712/0
  • USB, 2015. Universidad Simón Bolívar. Biodiversidad Marina del Estado Miranda. [En línea]. biodiversidadmiranda.cbm.usb.ve/organism/116/

Mapas

Fauna Asociada

Ver información en el libro EL ENTORNO AMBIENTAL DEL PARQUE NACIONAL NATURAL CORALES DEL ROSARIO Y DE SAN BERNARDO

Familia Niphtidae

Amphimedon compressa

Es una esponja columnar, tiene un color rojo brillante o naranja. Tienen una superficie rugosa y porosa (Sheppard, 2015).

amphimedon-compressa_001

Imagen tomada despongeguide.org/search.php

Familia Niphatidae

Amphimedon erina

Son esponjas de color pálido, de consistencia dura, muy porosa, el tamaño aproximado es de 18 cm. Se distribuye en todo el Mar Caribe (Soest, 2015)

amphimedon-erina

Imagen tomada de biogeodb.stri.si.edu/bioinformatics/dfm/metas/view/46452

Familia Aplysinidae

Aplysina cauliformis

Es una esponja en forma de cuerda, llega a formar grandes masas que pueden llegar a medir hasta 1 metro de ancho, tienen una coloración morada, roja o lavanda. Se encuentran en lagunas y arrecifes profundos (Sheppard, 2015., Kluijver, 2015).

aplysina-cauliformis

Familia Callyspongiidae

Callyspongia vaginalis

Es una esponja que tiene forma de tubo, tiene colores muy variables desde lavanda, gris y verde y algunas veces de color marrón, Habitan arrecifes poco profundos y zonas rocosas (Kluijver, 2015).

callyspongia-vaginalis

Imagen tomada de reefguide.org/carib/branchingvase.html

Familia Chondriilidae

Chondrilla nucula

Es una esponja que crece en dos hábitos distintos. El primero es amorfo y se extiende horizontalmente. Este tipo de esponjas no cubre grandes áreas, su superficie es lisa, glabra y brillante. Es de color marrón o biege. El otro tipo de esponja se presenta de forma incrustada en una fina capa de sustrato rocoso, estos individuos en comparación con los primeros si cubren grandes áreas, su consistencia es más resistente y más cartilaginosa. Presenta colores marrones amarillentos con un anillo de color marrón oscuro (Kluijver, 2015., Soest, 2015).

chondrilla-nucula

Imagen tomada de tokaiki.net/taxa/index.php/phyla/demospongiae/chondrosida/chondrillidae/chondrilla-nucula/

Familia Strombridae

Strombus gigas

Es un gran molusco marino gasterópodo que llega a medir 25 cm, tiene un labio característico en etapa de adulto, “en la zona anterior está presente el canal sifonal y en la posterior las espinas forman la espira” (Junco, 2015). Son detritívoros, se encuentran en aguas claras y poco profundas, son comunes de arenales, pastos marinos y arrecifes de coral y se encuentra en todo el Mar Caribe (NOAA, 2014)

strombus-gigas

Imagen tomada de stromboidea.de/?n=Species.LobatusGigas

Familia Cerithiidae

Cerithium eburneum

Es un molusco herbívoro, habita en las praderas de fanerógamas, su concha puede llegar a medir 40 mm de longitud, generalmente es de color blanco con manchas de color marrón (Castillo & Castillo, 2015)

cerithium-eburneum

Imagen tomada de eol.org/pages/452034/overview

Familia Cerithiidae

Cerithium litteratum

La concha presenta una forma cónica y la apertura es redonda, se presenta en color blanco y amarillo, tiene numerosos puntos que van en forma al espiral de la concha, puede alcanzar un tamaño de 3 cm pero puede llegar a medir 5 cm (Kluijver, 2015).

cerithium-litteratum

Imagen tomada de eol.org/pages/452035/overview

Familia Muricidae

Chicoreus brevifrons

Es un gasterópodo que puede alcanzar una longitud hasta de 18 cm, la estructura de su concha es en forma de espiral y esta bordeada por espinas protuberantes. Son caracoles carnívoros y necrófagos, vive en terrenos arenofangosos y pastos marinos (D’ Armas et al, 2010., USB, 2015)

chicoreus-brevifrons

Imagen tomada de jaxshells.org/2004a.htm

Familia Aplysiidae

Phyllaplysia engeli

Es un animal aplanado característico de su género, es translúcido de color de manchas y parches de color rosa, marrón, blanco y tonos verdes. Normalmente miden 15 mm de largo. (Rudman, 2004)

phyllaplysia-engeli

Imagen tomada de seaslugforum.net/find/phylenge

Familia Actiniidae

Condylactis gigantea

Es una de las anemonas más grande que tiene el Caribe, sus tentáculos pueden llegar a medir 30 cm. Los tentáculos y el cuerpo son de color blanco, puede tener tientes grises, marrón, amarillo o verde. Es común de arrecifes y praderas de pastos poco profundos. Común del Caribe (Kluijver, 2015)

condylactis-gigantea

Imagen tomada de actiniaria.com/condylactis_gigantea.php

Familia Oreasteridae

Oreaster reticulatus

Es conocida debido a su tamaño y forma denominada como la estrella de mar. Los brazos son cortos y gruesos, presenta espinas o tubérculos que sobresalen. Son de color verde oliva en etapa juvenil, más delante de color marrón o naranja (Kluijver, 2015).

oreaster-reticulatus

Imagen tomada de virtualcoralreefdive.com/FILES/NUTRITION/carnInve.php

Familia Palinuridae

Panulirus argus

Esta especie es conocida como la langosta del Caribe, su mecanismo de defensa son las espinas que cubren su caparazón, no posee pinzas grandes, se caracteriza por tener un exoesqueleto calcáreo espinoso muy robusto, tiene dos antenas que pueden alcanzar un tamaño mayor al de su cuerpo. Se puede encontrar en profundidades hast6a de 90 metros, habita en zonas de manglares, arrecifes coralinos y plataformas rocosas (Butler et al, 2009).

panulirus-argus_001

Familia Cheloniidae

Chelonia mydas

Su nombre común es la tortuga verde, siendo la más grande de las tortugas con caparazón duro, se alimenta de pastos marinos y algas, tiene tres tipos de hábitat, playas para anidar zonas de convergencia de mar abierto, zonas costeras para la alimentación bentónica (USB, 2015). Según la UICN, 2014 la tortuga verde está en peligro de extinción (EN) desde el año 1996.

chelonia-mydas

Familia Syngnathidae

Cosmocampus elucens

Son peces pertenecientes a la familia de los caballitos de mar, Se encuentra generalmente en las praderas marinas de poca profundidad, también se encuentra en las camas de algas mixtas, en general es desconocido el estado de conservación de la especie y hay un vacío en la literatura (Silva et al, 2014)

cosmocampus-elucens

Imagen tomada de chemistry.csudh.edu/faculty/jim/trip%20reports/Coz%20one%20day%20at%20a%20time.html

One Comment

  1. El passat diervdens vaig anar a sopar amb uns companys de professif3, eren uns 12. Pre8viament havedem negociat un menfa tancat de 20€ amb el que vam quedar mes que contents no nome9s x la quantitat sinf3 tambe9 per la qualitat de la cuina, de la presentacif3 dels plats i del tracte del personal.Ens van oferir tres entrants per compartir que xonsistia en:- amanida te8bia de formatge de cabra amb maduixes.- calamars a la romana ( super frescos).- timbal de baldana, plat tedpicament tortosed qe ens va encantar tant als que erem de Tortosa con a la gent que va venir de fora. Despres vam menjar un segon plat a elegir entre:- llenguado a la salsa se bolets.- confit d’e0nec.Tant els que vam menjar un plat comL’altre els vam trobar bonedssims! Finalment en lloc de fer postre vam pactar amb l’ama del restaurant si ens podien fer un pasteds i la veritat es que ens van acceptar la proposta i el pasteds estava bonedssim. Aquest menfa ens va costar 20€/ persona i ame9s tb incloefa: pa, cafe8s i infusions, vi de la casa, aigua i cava. Realment tot un luxe, vam quedar tant satisfets que aquest proper dissabte hi tornem x dinar. Pd: ens van situar una taula gran i quadrada que va fer possible que tots ens pogue9ssim veure i xerrar tranquil-lament, vam agrair-hoPq era un sopar de feina i ens va ser mes fe0cil la conversa. A me9s la taula estava dintre del reservat del restaurant que oferia un clima edntim ideal x parlar de feina! Tot un luxe! 100% recomanable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *