LAGUNAS COSTERAS

Generalidades

 dsc04870Las lagunas costeras se definen como “cuerpos de agua costeros, usualmente orientados de manera paralela a la costa, separados del océano por una barrera pero conectados a este por una o más entradas de agua que permanecen abiertas al menos intermitentemente y con profundidades que raramente exceden unos pocos metros. Una laguna puede o no estar sujeta a la mezcla por mareas y la salinidad puede variar desde aquella de un lago costero a una laguna hipersalina, dependiendo del balance hidrológico” (Kjerfve 1986, 1994 citado en Zarza & Gómez, 2011).

Por otra parte existen algunas lagunas costeras que no tienen comunicación directa con el mar, que se denominan lagunas internas. Zarza & Gómez (2011) las definen como “cuerpos de agua ubicados en depresiones sobre terreno insular consolidado o entre vegetación interna de manglar, que no presentan un contacto superficial directo con las aguas marinas costeras pero que pueden tener una conexión con estas por medio de filtración a través de la matriz calcárea, conductos subterráneos o de manera esporádica por inundaciones del manglar, en cuyo caso la dirección del flujo puede ser bidireccional”.

Dentro del Parque Nacional Natural Islas del Rosario y San Bernardo, se registran aproximadamente 39 lagunas costeras y 36 interiores, con espejos de agua que pueden variar entre 0,03 y 201,48 ha. Estos cuerpos de agua presentan desde condiciones oligohalinas hasta hipersalinas, con temperaturas entre los 30 y 32 °C y aguas bien oxigenadas en la superficie, generalmente se encuentran rodeadas por manglar de borde y en el fondo lagunar se pueden identificar algunos parches de pastos marinos. Como fauna íctica se encuentran peces de origen arrecifal y algunos de importancia comercial (Zarza-González & Gómez-Quesada 2011).

Tabla 1-8. Lagunas costeras e internas del archipiélago de Nuestra Señora del Rosario.

Archipiélago de Nuestra Señora del Rosario
ISLA GRANDE Se encuentran lagunas costeras como la laguna Encantada, y el complejo formado por las lagunas Cocosolo, Vigía y Caracol. 10 lagunas interiores, dentro de las cuales se destaca la laguna del Silencio, por su extensión (Figura 1-22).
ISLA ROSARIO No presenta lagunas costeras pero tiene 11 lagunas interiores, entre las cuales se encuentran las tres más grandes de todo el Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo.

Fuente: Zarza & Gómez, 2011.

Archipiélago de Nuestra Señora del Rosario

En la Tabla 1-8 se presenta la descripción general de las lagunas costeras e internas de Isla Grande e Isla Rosario, realizada por Zarza & Gómez (2011). Isla Grande es el territorio emergido de mayor área en este archipiélago ocupando 201,62 ha, de las cuales 17,6 ha (8,76 %) corresponden a lagunas costeras. Gran parte de estas se ubican hacia el sector central y suroccidental donde se encuentra la laguna del Silencio o Don Julio que es la de mayor superficie. Dos de estas lagunas presentan comunicación directa con el mar, Laguna Encantada al oriente y Cocosolo al sur (Figura 1-22), las cuales se encuentran en buen estado de conservación mientras que las restantes, han sido utilizadas como vertederos de basuras (Becerra et al., 1998). En Isla Caribarú, con 170,05 ha, solo se presenta una pequeña laguna interna hacia el norte que ocupa 0,09 ha (0,05 %) (Figura 1-22).

Archipiélago de San Bernardo

De las islas que conforman este archipiélago, Tintipán es la de mayor área emergida con 315,67 ha, de las cuales 60,98 ha (19,31 %) corresponden a este tipo de ecosistema. Las lagunas se concentran hacia la parte central y occidental y se caracterizan por presentar conexión directa hacia el mar en el costado noroccidental. Isla Ceycén con 12,58 ha, presenta gran parte de su territorio conformado por estos ecosistemas que ocupan un área de 8,78 ha (69,86 %) localizándose en la parte central y en el costado nororiental, en ambos casos con conexión directa al mar. Isla Palma, con 28,54 ha, presenta una serie de lagunas internas hacia la parte central, oriental y noroccidental que ocupan 2,32 ha (8,13 %). Finalmente, Isla Múcura con 30,94 ha, contiene 1,27 ha (4,13 %) integrando este ecosistema, localizándose hacia el sur, suroriente y norte, este último con conexión directa al mar (Figura 1-23). En la Tabla 1-9 se presenta la descripción de las lagunas costeras e internas de diferentes islas que conforman el archipiélago deSan Bernardo.

Tabla 1-9. Lagunas costeras e internas del archipiélago de San Bernardo.

Archipiélago de San Bernardo
TINTIPÁN Se han registrado 4 lagunas costeras y 16 interiores. La laguna Salsipuedes es la laguna costera de mayor extensión del área protegida, lo que la convierte en un cuerpo de agua con presencia de extensas zonas de refugio para la fauna íctica local.
MÚCURA Presenta dos lagunas costeras en su costado suroriental, que se caracterizan por ser someras, con profundidades que no exceden los 1,5 m en llenado máximo.
CEYCÉN Anteriormente había dos lagunas costeras, pero debido a la tala de mangle y a procesos erosivos, una de las lagunas rompió la barra de sedimentos dividiendo la isla en dos. La laguna actual se encuentra ubicada en el extremo oriental.

Fuente: Zarza & Gómez, 2011.

Figura 1-22. Mapa de la distribución de las lagunas costeras e internas del archipiélago de Nuestra Señora del Rosario del año 2013.

Figura 1-23. Mapa de la distribución de las lagunas costeras del archipiélago de San Bernardo del año 2013.

Las lagunas costeras e interiores albergan una alta diversidad de especies de flora y fauna, razón por la cual han sido definidas como un valor objeto de conservación (OdC) durante la fase de formulación del Plan de Manejo Ambiental 2006-2011 del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo (PNN, 2011).

Tabla 1-10. Valores de las variables fisicoquímicas en las lagunas costeras del área de estudio (archipiélagos de Nuestra Señora del Rosario y de San Bernardo).

1-10

Fuente: Adaptado de Zarza & Gómez, 2011.

En cuanto a la fauna íctica de las lagunas costeras e internas del PNNCRSB, Zarza & Gómez (2011) reportan 35 especies que residen temporal o permanentemente en estos cuerpos de agua y es de resaltar que varias de estas especies poseen importancia económica. Los autores mencionan que las familias de peces mejor representadas en estos cuerpos de agua son: Lutjanidae, Pomacentridae, Gerreidae, Chaetodontidae, Haemulidae y Gobiidae y que en términos de abundancia se destacan los engráulidos, poecílidos, lábridos, y especies como el pargo mulato (Lutjanus griseus), el pargo tabardillo (L. apodus) y la picúa (Sphyraena barracuda); mientras que en las lagunas interiores sobresalen los poecílidos y el sábalo (Megalops atlanticus). Así mismo, estas lagunas albergan una alta variedad de invertebrados (Tabla 1-11).

Tabla 1-11. Especies de invertebrados asociados a las lagunas costeras e internas del PNNCRSB.

1-11_001

Fuente: Zarza & Gómez, 2011. Ver más información en “FAUNA ASOCIADA”

Identificación y evaluación de las presiones sobre los servicios ecosistémicos de las lagunas costeras

– La contaminación debido a los vertimientos de aguas servidas y a la disposición de residuos sólidos por parte de las comunidades locales y hoteles del sector, que puede contribuir a la proliferación de algas filamentosas y cianobacterias facilitando la eutroficación de los cuerpos de agua, lo que puede llevar a la pérdida de hábitat de diferentes especies de peces, afectando la pesca y el turismo (Zarza-González & Gómez-Quesada, 2011; Invemar-MADS, 2012). En algunos casos estos vertimientos también pueden taponar las raíces de los mangles.
– La sobrepesca, en zonas de crianza y la utilización de diferentes artes de pesca destructivos e ilegales como boliches, trasmallos y nasas, entre otros., que afectan los procesos ecológicos, ciclos de vida, redes tróficas (Zarza-González & Gómez-Quesada, 2011; Invemar-MADS, 2012) y contribuyen a la pérdida de diversidad biológica y disminución de la productividad pesquera afectando la seguridad alimentaria.
– La sedimentación causada por la interrupción del flujo hídrico y rellenos, generalmente para la construcción de infraestructura turística y viviendas (Zarza-González & Gómez-Quesada, 2011), disminuyendo el espejo de agua y facilitando posiblemente el desarrollo de los bosques de manglar.
– Pérdida del valor paisajístico, que limita las actividades turísticas que se realizan en las diferentes lagunas de los archipiélagos (Zarza-González & Gómez-Quesada, 2011).
– La tala de mangle para despejar áreas principalmente para la construcción de viviendas, zonas de recreación y zonas para el arribo de lanchas, afectado la calidad del agua ya que se reducen los procesos de depuración y filtración de sustancias toxicas, así mismo se reducen los hábitat disponibles de diferentes especies disminuyendo la diversidad biológica (Agudelo, 2000; Rojas, 2009).

Cambios históricos y estado actual del ecosistema

Históricamente en Isla Grande las lagunas costeras han presentado, desde 1957, una disminución progresiva de la cobertura (Tabla 12), la pérdida más considerable se evidenció entre 1996 y 2013, cuando desaparecieron aproximadamente 4,64 ha, estos cambios en el espejo de agua pueden ser consecuencia de factores como el incremento en la cobertura del ecosistema de manglar que se ha presentado generalmente alrededor de estas lagunas, así como la sedimentación producto de la interrupción de flujos hídricos y rellenos, sobrepesca y contaminación (Zarza-González & Gómez-Quesada, 2011). La tendencia a la disminución del espejo de agua de las lagunas costeras e interiores en Isla Grande podría afectar de manera importante la variedad de servicios ecosistémicos que brindan principalmente a las comunidades locales que se benefician de ellas.

En el mapa (Figura 1-23) también se observa cómo las lagunas de Caracolí, Vigía y Cocosolo han perdido la conexión que presentaban entre ellas en el año 1957, así mismo la laguna La Charca y la zona superior de la laguna El Níspero, han perdido parte importante de su espejo de agua.

Tabla 1-12. Cobertura histórica de las lagunas costeras e interiores (ha) de Isla Grande y Tintipán.

1-12

Fuente: Incoder-UJTL, 2013.

En Isla Tintinpán desde el año 1954 hasta el año 2012 las lagunas costeras e interiores han presentado un incremento de 4,50 ha, representados por la formación de pequeñas lagunas costeras hacia el costado oriental de la isla, que posiblemente han contribuido a la disminución de la cobertura del manglar, este aumento en el espejo de agua puede contribuir a la formación de hábitat de diferentes especies de interés comercial, beneficiando a las comunidades cercanas. Según Soria & Sahuquillo (2009), estos cambios pueden ser causados por factores como inundaciones, aumento de nivel de la marea, descarga fluvial, dinámica costera y procesos tectónicos.

Normatividad y Políticas

Normativa Descripción Enlace
LEY 165 DE 1994 Por medio de la cual se aprueba el “Convenio sobre la Diversidad Biológica”, hecho en Río de Janeiro el 5 de junio de 1992 Enlace
Decreto 205 de 1996 Por el cual se promulga el “Convenio sobre la Diversidad Biológica”, hecho en Río de Janeiro el 5 de junio de 1992. Enlace
LEY 1450 de 2012 Por la cual se expide el Plan Nacional de Desarrollo, 2010-2014. Enlace
Decreto 1120 de 2013 por el cual se reglamentan las Unidades Ambientales Costeras (UAC)y las comisiones conjuntas, se establecen las reglas de procedimiento y criterios para reglamentar la restricción de ciertas actividades en pastos marinos, y se dictan otras disposiciones Enlace
Resolución 1610 de 2005 Por la cual se revoca la Resolución 760 del 5 de agosto de 2002 y se modifica el artículo 3° de la Resolución 1424 de 1996. Enlace
Resolución 1424 de 1996 Por la cual se ordena la suspensión de construcciones en el área del Parque Nacional Natural Los Corales del Rosario, en las Islas del Rosario, en los demás cayos, islas o islotes ubicados al interior de los límites del Parque y en las islas y bajos coralinos que conforman, el Archipiélago de San Bernardo Enlace
RESOLUCIÓN 075 de 2011 por medio de la cual se adoptan los objetivos de conservación de las 56 áreas protegidas del Sistema de Parques Nacionales Naturales Enlace
Resolución 0196 de 2006 Por la cual se adopta la guía técnica para la formulación de planes de manejo para humedales en Colombia. Enlace

Bibliografía

  • Incoder-UJTL. (2014). Visión integral de los Archipiélagos de Nuestra Señora del Rosario y de San Bernardo. Parte I. En: Ambiente y Desarrollo en el Caribe Colombiano.3 (1), 112 p.

Mapas

Fauna Asociada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *