FONDOS BLANDOS

Generalidades

Los fondos blandos son un ecosistema constituido por depósitos de arenas, limos, arcillas y restos orgánicos, que le confieren al fondo una baja complejidad geomorfológica y se proyectan desde la línea de costa hasta los fondos profundos, cubriendo en el territorio marino colombiano aproximadamente 889.400 km2 (Invemar, 2012), sin incluir la zona intermareal de playas ni los fondos vegetados (Steer et al., 1997).

La producción primaria de los fondos blandos es muy baja y la fauna allí presente depende de la “lluvia”, de la materia orgánica proveniente de los estratos superiores de la columna de agua o por transporte horizontal de elementos de otros ecosistemas más productivos (Invemar, 1998). De acuerdo con Invemar-MADS (2012), a este ecosistema se encuentran asociados poliquetos, moluscos, crustáceos y equinodermos, constituyendo tanto la infauna (dentro del sedimento) como la epifauna (sobre el sedimento), siendo la dieta de muchas especies de peces. Dentro de sus habitantes se encuentran las bacterias, que desempeñan un papel clave en las redes tróficas marinas ya que contribuyen al reciclamiento de los nutrientes. Muchas de estas especies son importantes desde el punto de vista comercial, tanto para la pesca industrial como para la artesanal.

Los fondos blandos, se encuentran distribuidos de la siguiente forma en el archipiélago de Nuestra Señora del Rosario, en la que se diferencian cuatro tipos de sedimentos: al centro una zona en su mayoría arenosa correspondiente a Isla Tesoro, Isla Grande, Isla Arena e Isla Periquito; al noreste, predominan los sedimentos de tipo lodosos y lodoarenosos que llegan al arrecife al nivel de la isóbata de 60 m; al norte una región del mismo tipo se adhiere a Isla Barú penetrando en el cañón situado entre Isla Grande e Isla Periquito; al sur se presenta una zona predominantemente lodosa correspondiente a la plataforma continental frente al canal del Dique, la cual penetra al cañon que separa a Isla Rosario de Isla Arena (Leble & Cuignon 1987 citado en UAESPNN, 2006) (Figura 1-40).

En el archipiélago de San Bernardo predominan las arenas y arenas lodosas (Invemar-CVS-Carsucre; 2001). Estos sistemas son de gran importancia debido a que muchos organismos de interés comercial hacen parte de él o al menos durante parte de su ciclo de vida. Se destaca su papel en el proceso de reciclaje de nutrientes, control biológico, producción de alimentos y fuente de materia prima (Alongi, 1989; Corpes, 1992; Steer et al., 1997; Barreto et al., 1999, citado en Invemar, 2003) (Figura 1-41).

Figura 1-40. Distribución de los fondos blandos del archipiélago de Nuestra Señora del Rosario en el año 2013.

Figura 1-41. Distribución de los fondos blandos del archipiélago de San Bernardo en el año 2013.

Normatividad y Políticas

FONDOS BLANDOS

Bibliografía

  • Incoder-UJTL. (2014). Visión integral de los Archipiélagos de Nuestra Señora del Rosario y de San Bernardo. Parte I. En: Ambiente y Desarrollo en el Caribe Colombiano.3 (1), 112 p.

Mapas

Fauna Asociada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *