HACIA LA PARAMETRIZACIÓN SISTÉMICA DE LA DIMENSIÓN AMBIENTAL EN LOS ARCHIPIÉLAGOS ISLAS DEL ROSARIO Y SAN BERNARDO

AUTOR: LEONEL VEGA MORA

RESUMEN
En el presente artículo, luego de revisar y actualizar la metodología de “Parametrización Sistémica de la Dimensión Ambiental” [Vega, 2011], se identifican y definen a nivel genérico, un conjunto ordenado de información ambiental de Estado, Presión y Gestión (EPG) del Archipiélago de las Islas del Rosario y San Bernardo, para su posterior agregación a través de la definición y diseño de indicadores de EPG, como insumo básico para el ordenamiento ambiental territorial y la sostenibilidad ambiental del desarrollo del archipiélago.
Palabras Clave: Parametrización Sistémica, Dimensión Ambiental, Archipiélagos Islas del Rosario y San Bernardo

INTRODUCCIÓN
Saber y medir lo que pasa en la Dimensión Ambiental es muy importante porque además de que en ella se generan, sustentan, deterioran y/o renuevan el total de bienes y servicios ecosistémicos, también se generan las políticas orientadoras, dinamizadoras y articuladoras de la gestión ambiental.
En el marco de la Sostenibilidad Ambiental del Desarrollo [Vega, 2005], es absolutamente indispensable contar con información ambiental de calidad, debidamente recolectada, procesada y dispuesta, que facilite y optimice la formulación, implementación y control de la política y la gestión ambiental. Saber y medir lo que pasa en la dimensión ambiental es muy importante porque en ella se generan, sustentan, deterioran y/o renuevan el total de bienes y servicios ambientales, y de no contar con mediciones adecuadas, se podrían tener sólo aproximaciones cualitativas sobre lo que está ocurriendo con el patrimonio natural.
La realidad, sobre todo a nivel de Latinoamérica, es que ante la ausencia de marcos conceptuales y metodológicos apropiados para la gestión de la información ambiental, no ha habido orientación política ni estratégica por parte de los Estados para su adecuada disposición y utilización, lo que ha generado una gran dispersión y duplicidad de esfuerzos técnicos y financieros a nivel institucional, que se traducen en sobrecostos, restricción, insuficiencia, y en muchos casos inexistencia, de información ambiental que cumpla con parámetros mínimos de calidad.
En el presente artículo, luego de revisar y actualizar la metodología de “Parametrización Sistémica de la Dimensión Ambiental” [Vega, 2011], se identifican y definen a nivel genérico, un conjunto ordenado de información ambiental de Estado, Presión y Gestión (EPG) del Archipiélago de las Islas del Rosario y San Bernardo, para su posterior agregación a través de la definición y diseño de indicadores de EPG, como insumo básico para su ordenamiento ambiental territorial y la sostenibilidad ambiental de su desarrollo.
ÁREA DE ESTUDIO: PARQUE NACIONAL NATURAL LOS CORALES DEL ROSARIO Y DE SAN BERNARDO

LOCALIZACIÓN GENERAL
Los Archipiélagos Islas del Rosario y San Bernardo (IRSB) constituyen un valioso conjunto de biodiversidad marina y terrestre, ubicado en el Mar Caribe Colombiano, cuya área protegida incluye cuatro islas emergidas, denominadas zonas intangibles, dos ubicadas en el Archipiélago de Nuestra Señora del Rosario (Isla Tesoro e Isla Rosario) y dos en el Archipiélago de San Bernardo (Isla Maravilla e isla Mangle), algunas ciénagas con bosques de manglar, como la ciénaga del “Mohan”, “Pelao” y la ciénaga de “Cholón” en la Isla de Barú, entre otras [SNPNN, 2010].

Figura 1. Localización general de los Archipiélagos de IRSB

22_001

METODOLOGÍA
La metodología utilizada constituye una adaptación y desarrollo de la propuesta de “Parametrización Sistémica de la Dimensión Ambiental – PSDA” [Vega, 2011], con la cual se definen y desarrollan conceptos, métodos y herramientas sistémicas que permiten disponer de información ambiental indicativa, debidamente recolectada, organizada, agregada, sistematizada, almacenada y configurada en el tiempo y espacio a través de líneas base de información ambiental.
Por la importancia central que reviste la PSDA en el presente artículo, a continuación se revisan y actualizan los principales aspectos básicos relacionados con dicha propuesta, como son:
• La definición de un marco conceptual válido para la dimensión ambiental, que oriente la discusión y el consenso hacia los conceptos de “desarrollo sostenible” y “sostenibilidad ambiental del desarrollo”,
• La adopción de un marco ordenador para la información ambiental, como enfoque mental de la información que permita articular y establecer relaciones de causalidad adecuadas entre la sociedad y el medio ambiente.
• El diseño de un mapa-matriz de integración ambiental, como herramienta lógica que además de vislumbrar e integrar el espectro general de la información ambiental, permita establecer relaciones de causalidad entre los bienes y servicios de los ecosistemas con cada ámbito cultural (público, económico, social), orientando de paso el almacenamiento y sistematización de la información.
• La agregación y diseño de indicadores ambientales tipo, que involucren y reflejen en tiempo y espacio, el estado de los bienes y servicios ecosistémicos y culturales, la presión a que son sometidos y la gestión ambiental adelantada para su protección.
• La configuración de líneas base de información ambiental, como esquema espacio-temporal de organización y sistematización de la información que caracterice adecuadamente la dimensión ambiental de cualquier jurisdicción territorial.

MARCO CONCEPTUAL VÁLIDO PARA LA DIMENSIÓN AMBIENTAL
Los cada vez más evidentes y cotidianos problemas ambientales han fortalecido “lo ambiental” como un tema relevante y prioritario en las agendas de la mayoría de las Naciones, motivando y generando múltiples esfuerzos y recursos orientados a su solución. A pesar de lo anterior, la realidad de “lo ambiental” es otra, especialmente a nivel de algunos países como Colombia, donde dichos problemas vienen siendo confundidos deliberadamente con los múltiples problemas sociales, económicos e institucionales que históricamente están aún pendientes de ser solucionados, permitiendo que “lo ambiental” adquiera una prioridad inferior frente a otros asuntos y que los problemas ambientales sigan sin solución. Desde esta óptica, la mencionada confusión se origina en una equivocada generalización de lo que significa “lo ambiental”, tanto en la percepción de los problemas ambientales como en la concepción misma de la Dimensión Ambiental, lo que evidentemente se refleja en la formulación e implementación de las políticas públicas y particularmente en la poca efectividad de la política y gestión ambiental cuando de proteger el medio ambiente se trata. Luego de una breve reflexión epistemológica sobre la Cultura como emergencia evolutiva actual y como experiencia humana en la naturaleza, se avanza en su comprensión como sistema [Vega, 2005], lo cual permite:
• Definir la Dimensión Ambiental, como las posibilidades ecosistémicas para generar bienes y servicios ambientales y las posibilidades culturales para proteger el medio ambiente;
• Avanzar en el concepto de Sostenibilidad Ambiental del Desarrollo, como misión fundamental de la Dimensión Ambiental para garantizar en tiempo y espacio, la oferta y demanda sostenible de bienes y servicios ambientales, y cuyo logro será competencia directa del ente rector de la política y la gestión ambiental de cada país, siempre de manera coordinada entre el sector público, el sector económico y la sociedad civil; y,
• Ahondar en el concepto de Desarrollo Sostenible, que además de mejoramiento continuo, implicará la búsqueda en tiempo y espacio, de una equilibrada y equitativa interacción e interdependencia entre las dimensiones del Desarrollo, que no permita la evolución y/o desarrollo de una en detrimento de las demás y viceversa. Constituye una responsabilidad integral de cada Nación y por ende de su Estado, es decir, de todo el marco institucional de políticas públicas que lo componen y no de un Ministerio y/o política en particular (Ver Figura 2).

Figura 2. Misión, Funciones y Organización de las Dimensiones del Desarrollo

23

MARCO ORDENADOR PARA LA INFORMACIÓN AMBIENTAL
La información ambiental, es decir, aquella que representa cuantitativa y cualitativamente la dimensión ambiental del Desarrollo, conlleva un elevado grado de complejidad toda vez que no puede retrotraerse a una ley ni reducirse a una idea simple, y por el contrario, expresa en cierto modo confusión e incapacidad para caracterizar, definir y nombrar de manera simple, clara y en orden, dicha dimensión.
Para obviar lo anterior es necesario definir un marco ordenador para la información ambiental, como marco lógico mental que permita articular y establecer relaciones de causalidad adecuadas entre la sociedad y el medio ambiente. Por su simpleza, facilidad de uso y posibilidades de aplicación a diferentes niveles, escalas y actividades humanas, se propone como marco ordenador para la organización y manejo de la información ambiental, el modelo de estado-presión-gestión (EPG) desarrollado por el autor a partir del modelo de presión-estado-respuesta (PER) inicialmente planteado por la OCDE [1993]. Bajo esta marco ordenador, la información comprendería tres categorías básicas de información, tal como se esquematiza en la Figura 3 y se describen a continuación:

Figura 3. Capas de la información ambiental bajo el marco ordenador EPG

24_002
• Información de Estado, referida a toda aquella información relacionada con la cantidad, calidad y disponibilidad de bienes y servicios ecosistémicos y antrópicos.
• Información de Presión, referida a toda aquella información relacionada con los factores o agentes que demandan bienes y servicios ecosistémicos, que generan residuos sólidos, líquidos y gaseosos, y que producen impactos al medio ambiente.
• Información de Gestión, referida a toda aquella información relacionada con los procesos de recuperación, uso sostenible y conservación adelantados por la Sociedad en general en la búsqueda de la Sostenibilidad Ambiental del Desarrollo de cada Nación.
MAPA-MATRIZ EPG DE INTEGRACIÓN AMBIENTAL
Complementariamente a la recolección de la información ambiental, es fundamental disponer de herramientas que faciliten su procesamiento y disposición (organización, agregación, sistematización, almacenamiento), para lo cual se diseña y propone el “Mapa–Matriz EPG de integración ambiental”, como herramienta lógica que además de vislumbrar relaciones de causalidad en el espectro general de la información ambiental (marco ordenador EPG), permite la integración, interrelación e interdependencia entre cada uno de los entornos ecosistémicos (abiótico y biótico) y culturales (público, económico y social) del medio ambiente, como se esquematiza en la Figura 4.

Figura 4. Integración, interrelación e interdependencia Ecosistema – Cultura

25_001

El Mapa-Matriz EPG de integración ambiental, se estructura con base en cada uno de los entornos, componentes y subcomponentes del medio ambiente y sus entradas están relacionadas directamente con el estado (cantidad, calidad, disponibilidad), la presión (demanda, generación de residuos e impactos) y la gestión ambiental (recuperación, uso sostenible y conservación), como se muestra en la Tabla 1.

Tabla 1. Mapa Matriz EPG de integración ambiental

26_001

AGREGACIÓN, DEFINICIÓN Y DISEÑO DE INDICADORES AMBIENTALES
El nivel de agregación de los indicadores dependerá en principio, de la cantidad y calidad de la información disponible [Quiroga, 2001]. El carácter tipológico de la información ambiental, independientemente de la jurisdicción territorial y/o sectorial, permitirá el diseño y uso de indicadores ambientales tipo de Estado, Presión, Gestión, que indiquen o reflejen en alto grado las características esenciales de cada uno de los componentes del medio ambiente. En la Tabla 2 se muestra el Mapa Matriz EPG indicativo, en el cual se definen indicadores prototipo para cada componente y subcomponente del medio ambiente.

Tabla 2. Mapa Matriz EPG indicativo

27

CONFIGURACIÓN DE LÍNEAS BASE DE INFORMACIÓN AMBIENTAL
La información ambiental organizada, sistematizada y agregada, podrá ser registrada espacial y temporalmente a través de la configuración de Líneas Base de Información Ambiental —LBIA—, las cuales se definen genéricamente como “esquema de organización y sistematización espacio-temporal de la información ambiental que caracteriza adecuadamente la dimensión ambiental de cualquier entidad territorial y/o sectorial” [Vega, 2011], tal como se esquematiza en la Figura 5.

Figura 5. Líneas Base de Información Ambiental – LBIA

8_001

Como se puede apreciar en la Figura 5, las Líneas Base de Información Ambiental – LBIA se configuran indicativamente según el esquema de Estado-Presión-Gestión para cada período de tiempo a partir de los componentes y subcomponentes del medio ambiente. Permitirán reconstruir históricamente y/o prospectar a futuro, indicadores de estado, presión y gestión, siendo de gran utilidad en la elaboración de diagnósticos ambientales; el diseño de sistemas de información; la ordenación y planeación del desarrollo territorial y sectorial; la determinación de capacidad de carga en áreas protegidas; el ordenamiento y planificación de cuencas hidrográficas; el desarrollo de la contabilidad ambiental; la gestión del riesgo ante amenazas naturales y antrópicas; los procesos de evaluación de impacto ambiental y evaluación ambiental estratégica, y en general, en la formulación de políticas, planes estratégicos, programas y proyectos específicos, particularmente en aquellos relacionados con la gestión ambiental, como se esquematiza en la Figura 6.

Figura 6. La PSDA en la formulación de política, planes, programas y proyectos

7_001

RESULTADOS: MAPA MATRIZ EPG PARA LOS ARCHIPIÉLAGOS DE IRSB
Con un ánimo eminentemente académico y en aras de poner a prueba la metodología de PSDA, con 11 Grupos de estudiantes de la Maestría en Ingeniería Ambiental (Curso Evaluación de Impacto Ambiental) y último semestre de Ingeniería Civil (Curso Gestión Ambiental de Infraestructuras) se dio inició al ejercicio de construcción del Mapa Matriz EPG de la Dimensión Ambiental de los Archipiélagos IRSB.

Tabla 3. Modelo genérico Mapa Matriz EPG_IRSB

28_001

Como resultado de este ejercicio académico, se obtuvieron 11 mapas matriz EPG, en los cuales se recopila, ordena y sistematiza una gran cantidad de información relacionada con las Islas del Rosario y San Bernardo, siguiendo el esquema genérico mostrado en la Tabla 3 y cuyo desarrollo práctico puede ser revisado en el archivo Excel Mapa Matriz EPG_IRSB adjunto, seleccionado como modelo entre los 11 ejercicios realizados.

ANÁLISIS Y DISCUSIÓN

El Mapa Matriz es bastante exigente y permite involucrar todo el espectro general del medio ambiente de la jurisdicción IRSB. Esto permite detectar y diagnosticar fácilmente las características de calidad, cantidad y disponibilidad de la información ambiental. Una primera mirada y revisión a los 11 mapas matriz construidos permite evidenciar:
• A pesar de corresponder a una misma jurisdicción territorial, la información recolectada por los 11 grupos de trabajo, con algunas excepciones, es en muchos casos bien disímil, dependiendo de las fuentes de información consultadas.
• La mayoría de la información recolectada es de carácter descriptivo, evidenciando el poco nivel de agregación de la información que permita disponer de indicadores e índices adecuados.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

La información actual en los Archipiélagos de las Islas del Rosario y San Bernardo es bastante deficiente en cuanto a calidad, cantidad y disponibilidad.
Mediante el proceso de Parametrización Sistémica de la Dimensión Ambiental – PSDA, será posible contar con información ambiental suficiente y de calidad, debidamente recolectada, procesada y dispuesta, como elemento fundamental de la política y la gestión ambiental en los archipiélagos de IRSB.
La PSDA en los archipiélagos de IRSB tendrá usos prácticos en la elaboración de diagnósticos ambientales; el diseño de sistemas de información; la ordenación y planeación del desarrollo territorial y sectorial; la determinación de capacidad de carga en las áreas protegidas; el ordenamiento y planificación de sus cuencas hidrográficas; la gestión del riesgo ante amenazas naturales y antrópicas; entre otros usos.
En definitiva, la información, particularmente la información ambiental, constituye un “valioso activo”, fundamental en la formulación, implementación y control de la política y la gestión ambiental hacia la sostenibilidad ambiental del desarrollo. En consecuencia, además de requerir el fortalecimiento y articulación de los institutos de investigación e información adscritos y vinculados al SINA (IDEAM, IAVH, SINCHI, INVEMAR, IIAP) y al Sistema de Información Ambiental de Colombia (SIAC), requerirá el fortalecimiento y articulación de la capacidad institucional del MADS, las CAR´s, las SMA´s la ANLA, en el desarrollo de la función de ejercicio de la autoridad ambiental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *